También

La influencia del jengibre en el cuerpo humano. ¿Es bueno para el hígado y otros órganos internos?


La raíz de jengibre es una especia rica en vitaminas, aminoácidos y aceites, traída a Europa desde la India occidental y que ahora se cultiva en casi todas partes. Desde la antigüedad, esta cultura se ha utilizado para preparar tinturas y compresas medicinales. Considere si es bueno para el tracto gastrointestinal, si es dañino para ciertas enfermedades del estómago, intestinos, hígado y otros órganos.

Pero bajo ciertas circunstancias, el jengibre solo puede dañar el cuerpo. Especialmente debe tener cuidado con el efecto del condimento en el sistema digestivo. Es necesario conocer las dosis y los métodos de cocción con la adición de jengibre, y luego tomar la especia no hará daño.

Influencia en diferentes órganos

Estómago

El efecto renderizado

Mayormente positivo. Esta planta acelera bien el sistema metabólico, tiene un efecto beneficioso sobre la absorción de los alimentos. La ingesta de caldos a base de jengibre elimina la indigestión, el síndrome de eructos espontáneos y alivia los espasmos. Estimula la secreción de jugo gástrico y mejora la secreción local.

Con un uso excesivo, las enzimas del rizoma curativo son capaces de destruir las células del estómago, provocando así el desarrollo de enfermedades ulcerativas. Si se descuida la observancia de las dosis diarias, existe el riesgo de interrumpir la peristalsis y los procesos digestivos en general.

Recepción de gastritis y enfermedades ulcerosas pépticas.

Considere si es posible o no usar la planta para la gastritis, así como si está permitida en la dieta para las úlceras de estómago y duodenales.

  • Con gastritis. Con diferentes formas de la enfermedad, las infusiones en esta cultura pueden ayudar significativamente o agravar la situación. Debido a su baja conductividad térmica, la especia se calienta, alivia las náuseas y la acidez, que son síntomas comunes de la gastritis.

    Pero dado que las tinturas de jengibre aceleran el metabolismo al estimular la producción de jugo gástrico y ácido clorhídrico, están estrictamente contraindicadas en gastritis como la alta acidez. Mientras que la acidez es baja, tales decocciones ayudarán enormemente a la ocasión.

  • Con úlceras. Permitido en una cantidad bastante limitada para el tipo cerrado de enfermedades de úlcera péptica. En este caso, el jengibre no traerá muchos beneficios, solo sensaciones gustativas, pero puede provocar la formación de una nueva necrosis si se toma con un tipo de úlcera abierta.

    La planta tiene la capacidad de diluir la sangre, y dada la presencia de una herida sangrante internamente, su recepción es mortal.

¿Cómo utilizar?

¡Importante! Con el estricto cumplimiento de las prescripciones y teniendo en cuenta las contraindicaciones, ninguna de las recetas que se presentan a continuación en esta sección y en las siguientes perjudicará a quien decida utilizarlas.

  1. Agua de jengibre. Para cocinar, necesita jugo de rizoma fresco o polvo seco: una cucharadita. Su contenido debe disolverse en tres vasos de agua tibia y dejarse infundir en un lugar con una temperatura constantemente alta.

    Solo el agua recién preparada tiene las propiedades útiles necesarias, por lo que no debe enfriar, almacenar o preparar grandes volúmenes de la bebida a la vez. Es la forma más segura de consumir jengibre.

  2. Caldo para eliminar los eructos y la acidez. En un vaso de agua hervida, diluir una cucharadita de jengibre en polvo, tapar el recipiente con una tapa y dejar infundir al baño maría durante media hora. Consuma un cuarto de vaso 30 minutos antes de las comidas tres veces al día.
  3. Herbolario para los calambres estomacales e intestinales. Mezclar una cucharada de raíz fresca rallada en un rallador fino con 20 ml de salsa de soja y una pizca de pimienta negra recién molida. Verter un vaso de agua hirviendo encima, enfriar y escurrir.
  4. Tintura alcohólica contra dolores desgarrantes y punzantes en el estómago. Para un litro de vino tinto, debe tomar 100 gramos de rizoma seco y la ralladura de un limón. Mezclar, verter en un recipiente herméticamente cerrado y colocar en un lugar oscuro y húmedo durante dos semanas, agitando el contenido cada dos o tres días. Tomar una cucharada antes y después de las comidas dos veces al día.

Riñón

¿Cómo afecta una planta a un órgano?

Debido a su acción antiespasmódica, el jengibre relaja la musculatura lisa de los órganos filtrantes, ayudándolos a autopurificarse. Al prevenir la absorción de grasas, además de limpiar la sangre de toxinas y toxinas, acelera y aumenta el rendimiento de los riñones. Debido a su leve efecto diurético, la especia ayuda a limpiar los conductos renales.

Pero si el cuerpo tiene una inmunidad general reducida o trastornos renales, entonces este condimento debe evitarse. Y con un trastorno inflamatorio asintomático de los riñones o la vejiga, que es de naturaleza crónica, puede provocar el desarrollo de nuevas dolencias o agravar las existentes.

Uso para enfermedades renales y de la vejiga.

  • Con cistitis. Si la enfermedad es causada por una infección por helmintos, entonces la especia puede eliminar el patógeno en sí, eliminando así la enfermedad. Con una infección por hongos o clamidia, solo alivie los síntomas como el malestar al orinar y los calambres en la parte inferior del abdomen. Para este efecto, es necesario utilizar jengibre durante el tratamiento etiotrópico.
  • Con cálculos renales. Estimula el movimiento y la salida de los cálculos renales y también limpia los uréteres de arena. Elimina los procesos inflamatorios de este órgano, alivia dolores y tonifica. Acelera la circulación sanguínea y mejora su filtración, lo que también tiene un efecto beneficioso en la eliminación de la enfermedad.

Solicitud

  1. Té con la adición de cúrcuma, que tiene un efecto beneficioso sobre la reabsorción de cálculos renales. Necesitará una rodaja de jengibre de 2-3 cm, medio litro de agua, una cucharada de cúrcuma suelta y miel de flores. Ponga los ingredientes en una cacerola, vertiendo agua hervida. Dejar infundir durante un cuarto de hora. Beber una vez al día con el estómago vacío.

    ¡No use la receta si tiene enfermedad hepática, úlceras o gastritis!

  2. Colección con bayas y fireweed para limpiar los riñones de toxinas. En proporciones iguales, se necesitan bayas de rosa mosqueta y enebro, inflorescencias de té de sauce, ajenjo y jengibre en polvo. Vierta una cucharada de la mezcla con agua tibia, ponga las hojas de té en un baño de agua durante una hora y media. Tomar un vaso de caldo tres veces al día una hora antes de las comidas.

Hígado

¿Como funciona?

¿La planta es buena para el hígado? Los componentes vegetales, aceites esenciales y minerales que componen la composición química de la raíz de jengibre desencadenan la regeneración de las células hepáticas, desencadenando su rejuvenecimiento. Protege contra infecciones por sus altas propiedades bactericidasque puede entrar en esta glándula con la comida o la bebida.

A pesar de que el jengibre es bueno para el cuerpo, puede ser dañino para los procesos inflamatorios en el hígado (aquí aprenderá qué daño puede hacer el jengibre al cuerpo). Por lo tanto, la especia está estrictamente contraindicada en este caso, tiene un fuerte efecto irritante. La prohibición también se introduce en una situación en la que una persona que padece enfermedades hepáticas toma alcohol o tiene una dieta rica en grasas. En esta situación, el jengibre solo agravará la condición del cuerpo que ya no es la mejor.

¿Puede utilizarse para la cirrosis?

En tales casos, se recomienda encarecidamente el uso de infusiones a base de jengibre, ya que las enzimas del condimento tienen una función protectora para las células hepáticas de los efectos nocivos. Debido a una disminución de la carga sobre la glándula, la tasa de desarrollo de la necrosis tisular también disminuye, lo que significa que aumenta la posibilidad de curar la cirrosis.

¿Cómo aplicar?

  1. Caldo para limpieza rápida del hígado. Mezclar dos cucharadas de flores de clavo, ralladura de limón fresco, nuez moscada y jengibre seco y dejar hervir a fuego lento en un vaso de agua hirviendo durante 2-3 horas.

    Beber en dos dosis, después del desayuno y el almuerzo. Se recomienda cubrirse con una manta inmediatamente después, ya que el calor permitirá que se abran los conductos hepáticos, lo que aumentará en gran medida la efectividad del procedimiento.

  2. Tintura para la limpieza del curso. Un trozo de raíz, de 3-4 cm de grosor, pelar y picar. Vierta un vaso de agua caliente y deje reposar durante 20-30 minutos. Agrega una cucharada de miel y un par de gotas de jugo de limón. Enfriar y refrigerar.

    La recepción comienza con 10 gotas por día, aumentando la dosis en 2 gramos cada día subsiguiente. Una vez que haya alcanzado los 40 gramos, deje la dosis sin cambios durante las próximas dos semanas y luego salga del curso: reduzca la tasa de ingesta diaria en dos gotas. Después de una semana de descanso, se recomienda repetir el curso.

Páncreas

Impacto

Una cantidad moderada de jengibre tiene un efecto extremadamente positivo sobre un páncreas sano. La raíz de la planta elimina la indigestión, ayuda a la digestión de los alimentos y, gracias a su efecto estimulante, es capaz de estimular la producción activa de secreciones de la glándula. Pero en presencia de al menos la primera etapa de cualquier desorden en el trabajo de este órgano, es necesario introducir estrictas medidas restrictivas en relación con la especia ardiente. En las etapas posteriores de la enfermedad, está prohibido el consumo de jengibre.

Recepción de colecistitis, pancreatitis y diabetes mellitus

  • Con colecistitis o pancreatitis. Estrictamente contraindicado, incluso si se produce remisión. Ambas enfermedades se basan en un proceso inflamatorio, que es absolutamente incompatible con la adopción de un condimento tan ardiente y activo. Por tanto, incluso una mínima cantidad de jengibre en la dieta de una persona que padece estas dolencias puede provocar una recaída.
  • Con diabetes mellitus. Está estrictamente prohibido para el primer tipo de patología, ya que la especia reduce en gran medida el nivel de azúcar en sangre, lo que puede provocar convulsiones y desmayos. En el segundo, se recomienda la ingesta de jengibre, porque las enzimas de la raíz afectan directamente la susceptibilidad del organismo a la insulina y la glucosa.

¿Cómo utilizar?

  1. Jugo de jengibre. Después de frotar un rizoma fresco en un rallador grueso, exprima toda la humedad y agregue un par de gotas de jugo de limón. Consumir cinco gotas por la mañana media hora antes de la primera comida. Almacenar en recipientes de vidrio sellados.
  2. Miel de jengibre. Triturar la raíz de jengibre pelada junto con el limón en una picadora de carne y mezclar con miel. No puede consumir más de una cucharadita del producto por día. Puede diluir la miel en agua tibia, pero de ninguna manera hervida, ya que durante la exposición térmica, la mezcla puede liberar elementos nocivos para los humanos.

Nunca use las recetas descritas en este artículo si anteriormente ha tenido reacciones alérgicas al jengibre. La mayoría de las instrucciones para el tratamiento con decocciones y tinturas implican la regularidad de su consumo y, por lo tanto, incluso las respuestas patológicas más leves pueden convertirse en consecuencias nefastas para todo el organismo en su conjunto. A los primeros signos de alergia, deje de usar la especia inmediatamente y comuníquese con un especialista.


Ver el vídeo: Mejora tu Digestión parte 2 (Enero 2022).